Divorcio en Chile

La Ley de Matrimonio Civil o Ley 19.947 estableció en sus artículos 53 y siguientes el divorcio vincular como una forma de poner término al matrimonio sin afectar la filiación ya determinada ni los derechos u obligaciones que emanan de ella.

Causales de Divorcio:

El divorcio se puede clasificar en divorcio unilateral y divorcio de común acuerdo o voluntario.

El divorcio unilateral procede en los siguientes casos:

1) Por falta imputable al otro cónyuge siempre y cuando constituya una obligación grave  a los derechos u obligaciones que impone el matrimonio o de los deberes y obligaciones para con los hijos que torne intolerable la vida en común. El artículo 54 de la Ley 19.947 establece algunas causales constitutivas de divorcio culposo, como por ejemplo: alcoholismo o drogadicción que constituya impedimento grave para la vida armoniosa entre los cónyuges o para con los hijos o tentativa para prostituir al otro cónyuge a los hijos.

2) Cuando se verifique un cese efectivo de la convivencia conyugal por a lo menos tres años, salvo que a solicitud de la parte demandada, el juez establezca que el solicitante de divorcio no ha dado cumplimiento reiterado a su obligación alimenticia para con su cónyuge o para con los hijos comunes, pudiendo hacerlo.

El divorcio de común acuerdo o voluntario puede ser solicitado por ambos cónyuges, cuando acrediten que han cesado su convivencia conyugal por a lo menos un año, el que se contará desde la presentación de la demanda hacia atrás.

El divorcio producirá sus efectos desde que la sentencia se encuentra ejecutoriada, esto es, no existen recursos pendientes. Ahora bien y sin perjuicio de ello, es necesario que se subinscriba la sentencia de divorcio al margen de la inscripción matrimonial respectiva para que sea oponible a terceros y se le de publicidad al acto.

El juicio de divorcio consta generalmente de dos audiencias ante el Tribunal de Familia competente, una audiencia prepararatoria y otra audiencia de juicio.